Tu piel merece los mejores cuidados y nosotros tenemos el ritual perfecto para ti.

En el mercado hay miles de productos para cuidarse la piel, muchas veces ni siquiera entendemos cuál es la diferencia entre ellos.                                                                        En Biune creamos el ritual que necesitas para tener la piel que quieres, sin complicaciones.

 

Ilustracion Té verde
Té verde
(Camellia sinensis)

 

 

  1. Limpieza, la base de todo.

Primero lo primero, lávate las manos con jabón. Pronto conocerás nuestro jabón líquido para manos, mientras tanto, te recomendamos usar el que más te guste.

Ahora sí, la limpieza es fundamental para tener una piel radiante. Te debes de acostumbrar a lavarte la cara 2 veces al día: por la mañana para preparar tu piel y dejarla fresca para empezar el día y en la noche para quitar toda la suciedad, contaminación, grasa, y otros elementos que se acumulan en tu piel a lo largo del día. La limpieza le permitirá a tu piel llevar a cabo su proceso natural de regeneración mientras descansas. Si realizas actividad física, te recomendamos lavarte la cara al terminar tu rutina para eliminar el sudor y refrescar tu piel.

Te recomendamos usar nuestro Gel limpiador facial elaborado con los ingredientes necesarios para asegurar una limpieza correcta. Contiene Aloe vera que nutre tu piel, Caléndula que además de ser calmante actúa como antibacterial y antifúngico, Té verde, uno de los más poderosos antioxidantes, Lavanda que desintoxica y ayuda con el acné y naranja que revitaliza tu piel.

¿Cómo usarlo?

Humedece tus manos y cara con agua tibia. Sirve una pequeña cantidad de gel limpiador en tus dedos. Frota para formar espuma y masajea cara y cuello. Enjuaga con agua tibia y seca sin frotar.

 

  1. A veces, hay que exfoliar.

De vez en cuando es necesaria una limpieza más profunda. Es importante exfoliar para eliminar células muertas, impurezas profundas y el exceso de grasa. Con esto vamos a evitar que los poros se tapen y permitiremos que nuestra piel haga su trabajo de regeneración de manera más eficiente.

Con nuestro Gel exfoliante facial conseguirás la limpieza perfecta, sin agraviar tu piel y quitarle su humectación natural. Formulado con una mezcla calmante de Manzanilla y Caléndula, Aloe vera que aporta los nutrientes que necesitas, Lavanda que desintoxica y ayuda con el acné y toronja que además de su aroma delicioso, tiene acción antioxidante y antibacterial.

¿Cómo usarlo?

Dos veces por semana; humedece tus manos y cara con agua tibia. Sirve una pequeña cantidad de gel exfoliante en tus dedos. Frota para formar espuma y suavemente masajea cara y cuello. Enjuaga con agua tibia y seca sin frotar. Si tienes piel grasa lo puedes usar 3 veces por semana, si es seca o sensible, una vez a la semana es suficiente.

Ilustracion Caléndula
Caléndula
(Calendula officinalis)

 

  1. Hidratación, la clave para no ver el paso del tiempo en el espejo.

Una piel bien hidratada es una piel sana. Después de limpiar tu piel y dejarla fresca, es momento de hidratarla con nuestro Hidratante facial de uso diario. Esta fórmula ligera, rica en extractos botánicos, vitaminas y silicio orgánico está diseñada para proteger tu piel de los principales factores ambientales que causan el envejecimiento.

¿Cómo usarlo?

En la mañana, aplica en tus dedoso directo sobre el rostro y masajea sobre la piel limpia y tonificada. Utilízala sola o mezclada con un serum.

Para hidratar mientras descansas, tienes que probar nuestra Crema de reparación nocturna, que además de relajarte con su delicioso aroma a Lavanda, está formulada para reparar el daño a la piel causado por la exposición al sol, contaminación, envejecimiento y expresiones faciales.

¿Cómo usarlo?

Por la noche, aplica en los dedos o directo sobre el rostro y masajea sobre la piel limpia y tonificada. Utilízala sola o mezclada con un serum.

 

  1. Métele el turbo.

Además de limpiar e hidratar tu piel, es muy importante complementar tu ritual con algún tratamiento específico. Te recomendamos usar nuestro Serum hidratante para pieles jóvenes. Esta potente fórmula rica en péptidos, extractos botánicos y ácido hialurónico está diseñada para prevenir las principales causas de envejecimiento en la piel y ayudar a repararla para lucir suave, radiante y con un aspecto jóven.

¿Cómo usarlo?

En la mañana y en la noche, aplica en tus dedos o directo sobre el rostro y masajea sobre la piel limpia y tonificada. Utilízalo solo o mezclado con un hidratante facial.

Ahora que conoces el ritual perfecto para tener la piel que quieres, te invitamos a probar nuestra línea de productos.

 

[Tu piel está en las mejores manos.]